Colombia llegó a mi vida para quedarse

Mi primer recuerdo de Colombia, cuando yo era niña y aunque nunca había estado ahí, es que “Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía…” Esta canción la cantaban mis primos, samarios, y a mí se me pegó. Quién iba a decir que el destino me llevaría, muchos años después, a casarme con un bogotano y que de su mano conocería distintos rincones de su país. He tenido oportunidad de pasear, entre otras ciudades, por…

Continuar leyendo