Holanda 1 marzo, 2018 – Publicado en: Blog, Europa, Holanda – Etiquetas:

Estoy segura que me inocularon el “virus de Marco Polo”.

Desde pequeña me encantaba escuchar las historias que mis abuelos nos compartían tras sus viajes por distintos lugares del mundo, además de ver las distinta piezas que traían, desde artesanías hasta pequeñas obras de arte que fueron llenando su casa. Con mis padres también viajé, sobre todo por nuestro país, que tan grande y rico es. En cuanto pude, amplié mis horizontes y empecé a recorrer otros continentes.

Me encanta la historia, el arte y la gastronomía. Descubrir el día a día de quienes han nacido en otras latitudes.

Por una serie de circunstancias, coincidencias y decisiones hoy vivo en Holanda y me encanta. Tan diferente de mi México natal, pero tan cercano a mi corazón.

Desde aquí ire compartiendo vivencias y experiencias que espero le sean de interés.

« Módena. Una ciudad bonita y sabrosa.